viernes, 3 de noviembre de 2017

Mejor Manolo- Elvira Lindo.


  • Tapa blanda, 192 páginas.
  • Editorial: Seix Barral.
  • ISBN: 9788432214561

Opinión.
Hará cosa de 17 años, a mí madre se le dio por anotarse a Círculo de Lectores. Cada cierto tiempo, a mí me llegaba un libro de Manolito Gafotas, no sé porqué, tal vez será porque nunca se le dio a mi madre por leerlos, porque si les hubiera echado un vistazo, seguramente no querría que ni los tocara. Ayer me reencontré con esta pequeña joya, y, en una tarde entera, me la devoré. Es fácil de leer, con un humor bastante ácido y callejero, impregnado de guiños a la actualidad de antes del 2012 (fecha de publicación del libro). Sinceramente, hacía ya mucho tiempo que un libro no me hacía soltar una carcajada.

En este nuevo libro, Manolito tiene unos 11 años (puesto que aún no empezó el instituto) y se da cuenta de cosas que en los otros libros veía con una mirada más inocente. Ya no tiene los mismos celos del Imbécil (que ahora es un pequeño genio de la informática) puesto que se ha visto destronado por su hermana Catalina (llamada así en honor a su madre y más conocida como la Chirli por su parecido con Shirley Temple). Manolito se ha vuelto un preadolescente muy tierno, siempre preocupado por los demás, pero un poco a la sombra de sus hermanos, el superdotado de la informática y la pequeña diva de la actuación. El libro en sí no tiene una historia, sigue la línea de parte de sus libros anteriores con pequeñas historias autoconclusivas, y sobre todo, un cúmulo de reflexiones interesantes.
—Abuelo, entonces... —Era muy difícil hablar porque el huevo de avestruz seguía ahí—. ¿Sólo estás aquí en Carabanchel por el dinero?
—¿Quién te ha dicho eso? 
—Tú lo has dicho.—Estoy aquí por vosotros.
                  —¿Y quiénes somos nosotros? 
                  —Tu hermano, tú y la Chirli.
—Entonces, ¿por qué has hablado de lo del dinero?
—Porque las deudas también unen mucho. Y nosotros estamos muy unidos.

No se me ocurre de dónde ha sacado Yihad que el Orejones es gay porque el Orejones es un niño que tiene su cuarto lleno de pósters de tías y eso está a la vista de cualquiera que tenga ojos. En sus paredes no cabe una tiarraca más. Es entrar y allí las tienes: Lady Gaga, Madonna y Kylie Minogue, o en el ámbito nacional, Mónica Naranjo y Alaska. Es verdad que jugó con Barbies cuando era niño pero si lo hacía era sólo porque siempre ha querido  ser diseñador de moda, no porque le gustaran las muñecas en sí.

Por último, tengo que hacer una observación: leí en una entrevista que Elvira Lindo no quería escribir las aventuras de un Manolito (ahora Manolo), adulto. A mí me encantaría que Manolito siguiera creciendo, por supuesto pasando por la etapa de la adolescencia. Sinceramente, encontrarme con un Manolito preadolescente, un Imbécil un poco más crecido, las aventuras de la Chirli me han hecho mucha ilusión, así que puede que un Manolo de dieciocho años, o un Manuel, o un Manu sería algo sumamente interesante... pero en un tiempo.

Y eso ha sido todo por hoy. Y vosotros ¿eráis fans de Manolito Gafotas o ya no os pilló esa etapa?

2 comentarios:

  1. Hola! Madre mía Manolito Gafotas, ya no me acordaba de estos libros, jajaja. Yo si leí varios y aunque no recuerdo mucho de las historias creo que si me gustaban, pero también es verdad que en aquella época leía todo lo que pasaba por mis manos, bueno, como ahora, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar