viernes, 11 de agosto de 2017

Juego de Tronos- Personajes infravalorados: Sansa Stark.

¡Buenos días!
Por motivos personales llevo muchísimo tiempo sin escribir en el blog, y decidí retornarlo estos días, por lo que se me ocurrieron un par de entradas relacionadas con una de mis series favoritas (y del mundo entero): Juego de Tronos.
Tengo un gran amor-odio hacia esta serie, porque aunque sé que es una adaptación, sus productores no hacen más que meter la pata y cambiar tramas, incluso caracteres de personajes, una y otra vez. Además de eso, últimamente tienen la manía de no querer aprovechar minutos para invertirlos en escenas importantes (cof.. Guss..cof... andei... cof), pero bueno, odios hacia los productores y hasta hacia el propio escritor aparte, hoy vengo a quejarme de los fans.
Porque es verdad que al principio hay una serie de personajes que, irremediablemente, los vemos como antagonistas absolutos. Tanto el primer libro como su adaptación en la primera temporada nos muestra el punto de vista de la casa Stark, por lo que, vamos a sentir más empatía hacia ellos y vamos a sufrir cada vez que les pase algo. Entre todos los Stark, hay una chiquilla que nos despierta un cariño especial, puesto que es leal, valiente y está dispuesta  romper todos los cánones establecidos. Si, amigas, me refiero a Arya Stark.
¿Soy yo la única que se ha fijado que parece una mini Ned? 😱 



En el contrapunto de Arya tenemos a su hermana Sansa: es perfecta, alta, elegante, pero también caprichosa, soberbia, enamoradiza... no es difícil cogerle un odio profundo de buenas a primeras. Pero, ¿quién no ha pasado por la edad del pavo? Es cierto que Sansa miente en el conflicto de los lobos, se enfada con su padre, se mete con su hermana e incluso, sin querer, vende a su padre a la reina Cersei, pero también intenta defender a su padre, aún poniéndose ella en peligro y pierde a su loba. Todos los hechos de la primera temporada/libro le hacen madurar.
La muerte de Dama se puede considerar una metáfora de la pérdida de la parte norteña de Sansa.




A medida que pasan las temporadas, podemos generar una empatía hacia Sansa: ahora es la antagonista de personajes aún más odiados que ella: Joffrey, Lysa Arryn, Ramsay... no es muy difícil que sea más querida por el público.
Por dios, que cosa más odiosa de mujer 😂 

Pero en la penúltima temporada sucede una cosa que a mí, personalmente, me chirría: Jon Nieve es elegido Rey en el Norte. Por encima de una heredera legítima, los norteños coronan a un bastardo porque sí, porque les place, y aún por encima se atreven a confirmar que vengó la Boda Roja. Perdona, no, la Boda Roja la vengó Sansa atrayendo a las tropas Arryn para vencer al último Bolton y, aunque sea un hecho desconocido para los abanderados Stark, la venga, más si cabe, Arya al cargarse toda una dinastía en una cena. Aún así, Sansa se queda callada, haciendo caso omiso de todas las maquinaciones de Meñique (que mirad que me gustaba ese personaje, pero se está haciendo pesadísimo), y, aunque tiene discrepancias con Jon, en ningún momento pretende quitarle el trono, sólo le presta su ayuda. Personalmente, creo que Sansa es una mujer que lo único que pretende es estar en su casa, con su familia, sin que la traten como una mercancía siendo casada con uno u otro señor y ayudar con su experiencia todo lo que puede. En ningún momento se la ve pretendiendo apoderarse de Invernalia, o llegar al trono de hierro.

Pero después de toda esta parafernalia que os acabo de soltar, viene lo bueno: los fans de la serie. Estoy hartísima de ver todos los días en las redes sociales a gente acusando a Sansa de ser una trepa: ¿perdón? ¿Trepa alguien que se coloca en un segundo plano para que su hermano bastardo ocupe su trono? ¿Alguien que lo único que le importa es lo bien que están los habitantes de sus tierras? ¿Alguien que sólo busca la paz y la tranquilidad después de haber pasado por violaciones, humillaciones, maquinaciones, acosadores? Me parece increíble que haya gente con tan poco sentido crítico que se dediquen a desvalorizar a un personaje que es tan completo y ha pasado por tanto, y aún así use toda su inteligencia para mantener a salvo a su familia y los habitantes de Invernalia. Sansa no es mala, no busca el poder absoluto, ni hacer daño a los demás de manera gratuita. Tampoco es una Stark 100%: no cree en el honor como su padre o sus hermanos, no es de "genio vivo, mente lenta", como una vez los describió Meñique. Hay mucho de Lannister en ella, puesto que, tras una conversación con Jon se deja entrever todo lo que ha aprendido de Cersei, sin tener (todavía) su maldad. Mientras que sus hermanos tienen una serie de "poderes", el de Sansa es ser uno de los personajes más inteligentes de toda la saga.

Por favor, si lo primero que hizo cuando Bran llegó fue decirle que tenía que ocupar su puesto como señor de Invernalia.

A pesar de todo esto, aún no puedo asegurar que Sansa en un momento dado no arremeta contra Jon o alguno de sus hermanos pequeños: recordemos que Jon está a punto de doblar la rodilla ante Daenerys (que mirad que es pesada con el tema la muchacha); Sansa está comprobando como Arya se ha convertido en una asesina en serie y Bran, recién convertido en el cuervo de tres ojos parece que no ha quedado muy "lúcido", por lo que puede que un momento dado, achaquen ese estado a la famosa caída del principio de la saga.
Esto ha sido todo por hoy, en una semana tendréis nueva entrega 🌸




3 comentarios:

  1. Me encanta la serie y es cierto que este personaje está siendo infravalorado pero ya en esta nueva temporada se está viendo algo más de ella.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me he leído los libros que hay publicados hace poco y he empezado hace poco a ver la serie y me está gustando mucho y tengo que seguir en cuanto pueda pero si estoy de acuerdo contigo con respecto a Sansa, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hello dear, i'm a new follower of your nice blog, can you follow me on my blog?
    https://amoriemeraviglie.blogspot.it/

    ResponderEliminar